Producción

 

LOS VIDEOS COMO RECURSO PARA TRABAJAR VALORES DE SOLIDARIDAD Y RESPETO

 

 

Objetivo:  Promover procesos socioeducativos, a través del uso de la tecnología como herramienta para la construcción comunitaria del conocimiento.

 

Edad: Estudiantes de últimos cursos del nivel primario comunitario vocacional y estudiantes del nivel secundario comunitario productivo.

 

Desarrollo:

 De acuerdo a la temática o contenido que se pretende desarrollar, se elige un video corto para ser reproducido en el aula. Antes de iniciar la sesión, el educador o educadora pide a las y a los estudiantes que conformen grupos de trabajo cooperativo.

 Entre todas y todos, observan el video muy atentamente. El educador y educadora interrumpe la reproducción del video en el momento que crea conveniente, sobre todo, en cuanto se visibiliza la situación principal, el problema o los acontecimientos claves.

 Dejando a las y a los estudiantes en suspenso, pide a los grupos que analicen lo que han observado, que identifiquen la situación, problema o acontecimiento principal y que, a partir de lo que han visto, pronostiquen el curso que seguirá la historia para desentrañar o dar solución al problema. Luego de que cada grupo comparte su trabajo, nuevamente se proyecta el video para ver cuál fue el resultado de la historia.

 Posteriormente, en plenaria, se reflexiona sobre cómo, las diversas formas en que se pensó se desarrollaría la historia, incluida la del video, pueden dar lugar a visibilizar otras experiencias, otras maneras de sentir, pensar, de relacionar aspectos de la vida cotidiana y, por tanto, de enfrentar los problemas y las situaciones.

 

PENSANDO UN POCO…

 

“…la naturaleza de la educación hegemónica no es independiente de la naturaleza de la sociedad donde opera; la naturaleza de la sociedad imaginada condiciona la naturaleza de la educación y de la pedagogía para construirla.  Pensando apenas técnicamente, muchos educadores confunden la pedagogía con la didáctica, y la manejan como un conjunto de “técnicas educativas” para viabilizar el proceso de enseño-aprendizaje, sin percibir los valores, intereses y compromisos incorporados en dichas técnicas. Sin embargo, los ideólogos de un sistema educativo imaginan primero la sociedad a construir/reproducir, para concebir la educación que viabiliza el proyecto político-ideológico que es la fuente de coherencia y compromiso para su construcción. Como el escenario original imaginado fue el de una sociedad capitalista, el sistema de educación colonial incorporó valores, intereses y compromisos de actores con el poder de construir “sociedades amigables” —ordenadas para servir— al capitalismo”

NOS PRESENTAMOS…

 Macedonia, maestra del segundo año de escolaridad del Nivel Inicial en Familia Comunitaria, de la unidad educativa “Madre de la Divina Providencia”, del Distrito Cercado 2, nos cuenta cómo el desarrollo de un plan curricular, utilizando el video como un recurso que permite, no sólo partir de las realidades, sino también reflexionarlas, puede ser susceptible de convertirse en una verdadera experiencia de aprendizaje comunitaria y, sobre todo, significativa y vivencial. 

La experiencia que a continuación presento fue realizada dentro el Subsistema de Educación Regular, principalmente en el marco educativo del Modelo Sociocomunitario Productivo, según la normativa vigente de la Ley Avelino Siñani, Elizardo Perez (Ley 070) que, a partir de sus bases, fundamentos, enfoques y lineamientos, apunta a la promoción de procesos educativos destinados a brindar soluciones a las problemáticas de nuestra población y comunidad educativa.

 Todo comenzó con la elaboración del PSP dentro de la institución. Para ello, el director de la Unidad Educativa convocó a todos los actores de la comunidad educativa a una reunión en la que participaron maestras y maestros, madres, padres de familia, Consejos Educativos, representantes de las y los estudiantes, representantes de las instituciones cercanas y junta de vecinos. Entre todas y todos elaboramos el PSP, partiendo del diagnóstico, precisando las necesidades, problemáticas, demandas, aspectos sociales, económicos, educativos, familiares, salud y las potencialidades productivas de nuestro contexto. Ello nos permitió entender mejor la realidad de la Unidad Educativa.

 En seguida se priorizo las necesidades más urgentes para ser trabajadas a través de una serie de actividades propuestas y concertadas para ser incorporadas en el documento del PSP. Tanto las necesidades como las actividades nos permitieron nombrar al PSP, bajo el título: “Fortalecer los valores y la conducta de las y de los estudiantes e integrantes de la familia, mediante procesos educativos, para lograr una convivencia armoniosa entre los integrantes de la familia libres de violencia”.

 Una vez elaborado el PSP, las y los maestros de los 4 campos y sus áreas correspondientes en sus respectivos niveles en coordinación, junto con la dirección de la Unidad Educativa, planificamos los procesos educativos de manera comunitaria, consensuada y por bimestres (PAB). De este modo integramos y articulamos los saberes y conocimientos de las Áreas y Campos con la finalidad de lograr la formación integral y holística de las y los estudiantes. Para esta tarea, el director, maestras, maestros, estudiantes y representantes del Consejo Educativo realizamos reuniones en las que planteamos las actividades a lograrse en cada bimestre.

 Dentro de ello, tomamos en cuenta los datos de referencia de la Unidad Educativa, título del PSP, objetivo general, objetivos del bimestre considerando el año de escolaridad, la articulación del PSP con los campos y áreas para cumplir con los objetivos y actividades del PSP, utilizando el Currículo Base y el currículo Regionalizado. Todo esto, posteriormente, fue plasmado en los planes de desarrollo curricular.

 Eso dio pie para concretar el plan de desarrollo curricular abordado en este espacio, destacando que, a través de él, se llevó a cabo cada uno de los momentos metodológicos:  la práctica, y sus tres elementos que parten desde la experiencia, el contacto directo con la realidad y la experimentación. La teoría el punto secuencial de la práctica, conocimientos y saberes relacionados con situaciones reales de la vida para que a partir de ello se produzcan nuevos conocimientos y se den sentido a las cosas o se re signifiquen los conceptos. así mismo un ejercicio cognitivo, abstracción de la realidad, el uso de herramientas, conceptos y categorías que nos permiten generar explicaciones y comprensiones de los fenómenos sociales y naturales de la vida, desde diferentes posiciones y puntos de vista. Para ello se aplicó:

  • Reflexión contraste y organización de contenidos
  • Identificación de conceptos relacionados al problema
  • Teorización como una herramienta de apoyo
  • Revalorización y rescate de conceptos
  • Valoración, desarrollando procesos de reflexión sobre los saberes y conocimientos, sobre cómo se está aprendiendo y sobre los procesos educativos
  • Producción, mostrando la utilidad del conocimiento tangibles e intangibles.

 Todo ello, considerando el campo al que se pertenece, el eje articulador entre el campo y el PSP, la interpretación de la temática orientadora, exploración de los contenidos, saberes y conocimientos para encontrar el punto de intersección entre estos componentes; para luego articularlos y desarrollarlos de forma holística, integral y secuencial, utilizando los momentos metodológicos y criterios de evaluación.

 Para el contacto con la realidad, se vio por conveniente usar los videos. Los videos que usamos fueron: “El bosque de la amistad”, “Bajo una Seta”, “El viejo árbol”, “Una familia grande para un nido pequeño”, y “Lina la conejita desobediente”. Antes de reproducirlos se partió de la experiencia de las y los niños:  si conocen y cuánto saben de los animales, plantas y otros elementos de la naturaleza. Salimos al jardín y al parque para ver las características y   la vida de estos seres. Seguidamente, fuimos a la sala de videos para compartir el corto: “Una familia grande para un nido pequeño”, Después de  ver el video, identificamos los personajes describimos, analizamos y hablamos sobre  las actitudes de cada personaje, hicimos comparaciones,  encontramos  un mensaje positivo  como: “ayudar a quien necesita, ser solidarios”, “el respeto a la mamá y al papá, escuchando con atención cuando hablan y tomar en cuenta sus consejos” y “mantener la comunicación dentro de la familia”.

 A continuación, asignamos los personajes entregando a un grupo de niñas y niños, un cartel con un nombre de los personajes del video y de los elementos que se requería para la presentación. Bien, mientras el grupo de estudiantes presentó el sociodrama sobre el video visto, los demás niños y niñas, con mucho respeto escuchamos, vimos, apreciamos las actitudes, el valor de presentar y contamos los personajes. Entre todos y todas hicimos un mural dibujando a los personajes del video, pintamos con los colores de la naturaleza, le pusimos el título “Una familia grande para un nido pequeño” contamos y descontamos, usando fichas con números enumeramos los personajes y los elementos de la naturaleza. Escribimos el mensaje y los valores que aprendimos. Con ayuda de la profesora leímos, salimos al patio para cantar la canción imitando el sonido y el movimiento de los pajaritos. Con ayuda de mamá y papá, escribimos los valores que practicamos en nuestras familias, clasificamos los valores, contamos cuántos hay de cada uno, juntando estos valores hicimos un mural usando pincel y diferentes colores de pintura a dedo, pero, antes, recomendamos el uso adecuado de las pinturas. En esta actividad participaron todas y todos los niños. Al mural le pusimos un nombre “Somos una familia feliz practicando los valores” y lo colocamos en la entrada del curso con un letrero que decía: “les invitamos a leer y apreciar antes de recogernos”.

 Eso fue genial, los papás y mamás se pusieron muy contentos por este trabajo, porque al recoger a las y los niños vieron y escucharon leer lo que habían escrito sus hijos e hijas. Así terminó la jornada.

 Al día siguiente, cada una y uno de nosotros construyó un recuerdito para nuestras familias con quienes vivimos en la forma de una casita, usando la cuarta parte de una hoja bond, 1 hoja de cartulina tamaño oficio, lápices de colores, marcadores, 2 palitos de helado y pegamento. En la hoja bond dibujamos nuestra familia pintando de bonitos colores, la colamos en la parte superior de la hoja de cartulina, colamos los palitos de helado en forma de techo y usando marcadores de diferentes colores en la parte inferior, debajo de dibujo, escribimos los valores que practicaremos en nuestras familias, poniendo detalles llevamos a nuestras casas.  Con esa inspiración, escribimos una poesía con el título de: “Paz para todos”. En ella expresamos cómo queremos vivir en nuestras familias, en la escuela y en el lugar donde estemos. La poesía la aprendimos por grupos formados de manera mixta, en coro de complemento de uno con el otro. La misma la presentamos para nuestras mamás y papás en un acto especial.

 En la parte de teorización propiamente dicha, en coordinación con la dirección, invitamos a la Fundación Horizonte para que nos diera un taller sobre los valores. Esta fundación aceptó y vino el día indicado.  El taller que nos ofrecieron fue maravilloso, lo iniciaron con la interpretación de imágenes del buen trato y mal trato, donde las y los niños decían que deben hacer y que no deben hacer; los y las niñas pintaron unas imágenes del buen y mal trato, que sirvieron de insumo para formar un gran mural. En otro espacio, bien ambientado, se realizó el cuentacuentos de una manera impresionante, en otro espacio diferente usaron las caritas felices y tristes para denotar los sentimientos, con preguntas: ¿cómo están? ¿Cuándo están tristes? ¿Cuándo felices? ¿Y cómo quieren estar siempre?, finalizamos la reflexión con un abrazo a uno y una misma y otro a sus amigos y amigas. Por último, otra persona nos instó a cantar “la felicidad”, título de la canción. Con ello terminó el encuentro con la Fundación.

 Mediante la aplicación de la experiencia transformadora logramos:

  • El desarrollo de un proceso de aprendizaje de manera integral y holístico en las y los estudiantes, al potenciar las habilidades, sobre todo de las dimensiones, de modo que se llegó a una convivencia educativa inclusiva tomando en cuenta la riqueza de la diversidad. En ese entendido, a diario y en todo momento recordamos que convivir es aprender a vivir juntas y juntos, entre todas y todos, a pesar de las diferencias que tenemos podemos ser buenos y grandes amigos.

 En relación a las dimensiones:

  • En el SER se recuperaron y fortalecieron los principios y valores plasmados en la práctica de la convivencia armónica, en todo el proceso del aprendizaje y en los momentos de los juegos, mediante las relaciones interpersonales como: El ser solidarios en el desarrollo de tareas, animándose entre todos y todas, ayudando a quienes no podían; en los momentos de juego. La responsabilidad, poniendo el mayor esfuerzo en cumplir con las tareas asignadas y en el tiempo previsto. En ese cumplimiento se vio la posibilidad y las características de cada uno y una. El respeto, escuchando con atención cuando su compañera o compañero participaba; esperando su turno con paciencia para lavarse las manos, entrar al baño y recoger su material; hablando entre compañeros y compañeras, evitando gritar, pidiendo por favor, cuando querían algo y dando gracias cuando lo obtenían.

 

  • En el SABER se recuperaron y profundizaron, mediante el diálogo, los saberes y conocimientos que las y los estudiantes tenían; la posibilidad de analizar la problemática presentada mediante el video, como: ¿qué hacia el pajarito?, ¿quiénes le escucharon?, ¿qué hicieron? y ¿cómo se sintieron?, todo a través de preguntas; la capacidad de comprender los mensajes y saberes, interpretando las imágenes; la potenciación del razonamiento crítico a la hora de conocer más objetos; la capacidad de reflexionar y ser críticos y críticas, dando una explicación a las cosas que hacen y a las cosas que no hacen, la exposición de ideas y explicación de sus inventos. Demostraron así, el aprendizaje significativo del nuevo conocimiento.

 

  • En el HACER se desarrollaron las capacidades y habilidades en la prácticas como: las habilidades para presentar el personaje en el teatro, una habilidad muy fantástica; la creatividad en la expresión de sus sentimientos  y conocimientos  mediante el dibujo, fue maravilloso cuando todas y todos los representaron; la habilidad de pintar los dibujos en una sola dirección, combinando los colores  y al ritmo de la música; el uso de los materiales y herramientas, teniendo  el cuidado necesario para evitar accidentes; la creatividad inmensa  para la decoración de paneles. Por último, el gusto de escribir letreros con el dedo y el pincel.

 

  • En el DECIDIR se vio la voluntad hacia la vida, como: el de ser cuidadosos y cuidadosas frente a los accidentes y cuidar a los y a las demás, igualmente con las plantas y los animales; frente a la forma de resolver problemas, cuando dos niñas o niños estaban en conflicto, interviniendo positivamente, pidiendo que se disculpen; reconociendo sus errores y pidiendo disculpas cuando cometían una travesura.

 

Experiencia sistematizada por:

Macedonia Reynaga Quispe

Docente de la U.E. “Madre de la Divina Providencia”

Cercado 2

Septiembre de 2017

Vásquez Cano, Esteban: “Dispositivos digitales móviles en educación”- Ed. Narcea. Signatura en Biblioteca: 371.694VA2/Dis