Material Socioeducativo

Promovemos la SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIAS TRANSFORMADORAS, Desde la mirada y las voces de maestras y maestros.

 

Este proceso nos permite aprender de nuestra práctica, nos ayuda a redescubrir nuevas formas de encarar la práctica socioeducativa y a reconstruir pensamiento. Desde los procesos de enseñanza y aprendizaje se reconstruye y ordena la experiencia en forma integradora para luego interpretarla. Permitiendo a los maestros y maestras puedan aprender de sus experiencias y utilizen los conocimientos que han producido para mejorarlas y transformarlas. 

 

"Resumiendo podemos decir que es un proceso de: rescatar, redescubrir, ordenar e interpretar una expereiencia"

 


 En tal sentido la sistematizacion que promovemos es de gran utilidad para teorizar y para extraer aprendizajes y compartirlos. Para este proceso se elige una de las tantas experiencias y luego nos interogamos; dónde, cuándo y junto a quiénes se desarrolló la experiencia.  ejemplo, elegir una actividad que se realizó en relación al PSP, un plan de desarrollo curricular, alguna actividad extracurricular, transcribiendo el objetivo holístico considerado en la planificación.

 

  • ¿Qué aspectos centrales de esa(s) experiencia(s) nos interesa sistematizar? (Qué aspectos de la experiencia queremos profundizar)

Aun habiendo elegido la experiencia a sistematizar, es importante tener claro en qué aspecto de la experiencia queremos reflexionar más. Esto nos ayuda a no dispersar nuestra reflexión y aunque contemos toda la experiencia seleccionada, pondremos más énfasis en el aspecto que hemos elegido para profundizar. Ese aspecto elegido se convierte en el hilo conductor que le dará coherencia a nuestra sistematización. Por ejemplo, si queremos sistematizar una experiencia referida a la vivencia del valor del respeto en las interrelaciones con la comunidad desde el campo y las áreas en que nos desenvolvemos, tal vez, para profundizar en la sistematización podríamos elegir las estrategias metodológicas que utilizamos para trabajar y profundizar el tema  junto a las y a los estudiantes, tomando en cuenta los momentos de la práctica, teoría, valoración y producción, o los criterios e instrumentos con que hemos realizado la evaluación, etc.

 

  • ¿Por qué y para qué queremos sistematizar? (Expresar la justificación de la sistematización)

El pensar en el por qué ayuda a expresar las razones de por qué se eligió la experiencia. En este punto se puede pensar en varias razones: porque fue una experiencia que integró a la escuela, la familia y la comunidad, o porque se trabajó desde acciones metodológicas participativas; o porque respondió a una necesidad de la comunidad, etc.

Y la pregunta para qué, permite definir de manera clara y concreta el sentido, la utilidad, el resultado que esperamos obtener de la sistematización. Podemos tomar como referencia tres grandes parámetros: “para comprender y mejorar nuestra propia práctica”, “para extraer aprendizajes y compartirlos”, “para que nos ayude a reconstruir conocimientos”.